Inicio » Noticias » El Vapor Santa Rosa

El Vapor Santa Rosa

Publicado el 22/02/13

  • comentarios

…“El Santa Rosa, la mayor embarcación que haya surcado la historia de la veleidosa naturaleza del lago Llanquihue, el más grande y enteramente Chileno”…

Con esas palabras se refiere Don Wolf-Dieter Heim al recordar como un temporal convirtió en latas retorcidas más de 50 años de historias, mística, fuerza, trabajo y tradición en Puerto Varas. La fuerza de la naturaleza desguazó ola tras ola, y ante la mirada de su abuelo y dueño de la embarcación, la última embarcación que navegó formalmente las aguas del Llanquihue.

El vapor Santa Rosa fue construido en el año 1902 en los astilleros Behrens de la ciudad de Valdivia, bajo la firma Klenner, Nicklitscheck y Cia. Era una nave de 28 metros de eslora y completamente de fierro, con una capacidad de carga de aproximadamente 80 toneladas y destinada al transporte de insumos y pasajeros por la cuenca del majestuoso Lago Llanquihue, donde no existían las carreteras.

Entre sus primeros dueños figuraban connotados ciudadanos como Cristino Haase, José Matzner y Augusto Minte. Es en 1938, y siendo Don Carlos Heim su nuevo dueño, que deciden transformarlo en una lujosa embarcación destinada a satisfacer las necesidades de la creciente llegada de turistas, además de seguir prestando servicios de carga y transporte de pasajeros.

vapor santa rosa

El vapor Santa Rosa renace como una hermosa nave de 36 metros de eslora y capacidad para cobijar a 150 pasajeros. Era una hermosa dama vestida de gala que robaba las miradas de una ciudad completa, llamando su ℅ con el inconfundible pito que sonaba al acercarse a la ciudad.

Presidentes como Gabriel González Videla, Carlos Ibáñez del Campo y José Alessandri Rodríguez viajaron a Puerto Varas para conocerlo y navegar en el majestuoso y gigante lago; también hubo presidentes extranjeros, magnates y actores de cine que tuvieron la suerte de recorrer a bordo de esta histórica embarcación los paisajes deslumbrantes y llenos de magia del Llanquihue.

Pero… ¿Qué es hoy del “Santa Rosa”?

Hace ya un tiempo y por motivos que me gustaría conocer, los restos que sobrevivieron al temporal fueron violentados por las garras de hierro de una pala mecánica desde su lugar de descanso, y con chillidos estridentes el viejo y vulnerable casco dormido del Santa Rosa fue dejado como basura sobre la arena, frente al casino de la ciudad. Una vez ahí abandonado, sus hermosas piezas de bronce que habían permanecido intactas bajo las aguas del Llanquihue, fueron robadas perdiéndose la oportunidad de apreciarlas en un lugar especial, en un museo.

Ese es el Santa Rosa que hoy mostramos a los turistas. Ese es el Santa Rosa dónde navegaron presidentes y que llenó de historia a las familias lacustres. Ese es el Santa Rosa que unió a los que vivían en el fundo con los habitantes de la urbe citadina. Ese es el Santa Rosa cuyas fotos fueron publicadas en revistas y diarios extranjeros destacando su belleza en reportajes escritos con pluma de oro.

Si nos jactamos de ser una ciudad turística debemos hacer algo concreto para reflotar la historia de una época hermosa que marcó el antes y el después del turismo local, debemos rescatar la esencia mas clara y concreta de nuestra ciudad, lograr que la historia no sólo viva en los recuerdos de los más viejos, si no que pertenezca a la memoria de todos.

sta rosa hoy

El Vapor Santa Rosa se merece un museo, Puerto Varas se lo debe.

Carlos Schröder B.
@kakoschroder